Técnica basada en el conjunto de propiedades de la biocerámica, como emisor Bioinfrarrojo de onda larga (IR) de una Radiación Electromagnética que es capaz de emitir la energía precisa para depurar la estructura de nuestra agua intra y extracelular, lo que permite una regulación de las funciones fisiológicas, mejorando microcirculación, la regulación de tejidos y el arrastre de toxinas de nuestro organismo.

Combinando estas propiedades con energía en forma de calor seco, potenciamos aún más, sus efectos depurativos y regeneradores sobre nuestro organismo.

Para la aplicación de esta técnica, se utiliza la Cápsula de Infrarrojos lejano que es una cámara que conjuga los beneficios de la radiación bioinfrarroja con la sauna de calor seco.

La gran ventaja es que los rayos infrarrojos calientan nuestro cuerpo desde el interior, lo que hace que suba nuestro metabolismo y elimine toxinas a través de la transpiración sin llegar a las temperaturas tan altas de la sauna tradicional. Permite eliminar impurezas de los tejidos dérmicos y subdérmicos favoreciendo una regeneración celular profunda a nivel interno y superficial. Con la aplicación de esta técnica, mejora el nivel de oxígeno, calienta y elimina grasas del tejido adiposo, residuos químicos y toxinas de nuestra sangre, reduciendo su nivel de acidez y mejorando el flujo de sangre y el sistema nervioso, mientras se descansa en el interior de la cápsula. La sesión es placentera, el paciente está tumbado y el ambiente es relajado bajo la supervisión de personal especializado.

Los beneficios que podemos destacar entre otros son:

  • Reduce la producción de ácido láctico, mejorando el cansancio producido por un esfuerzo muscular o por estrés.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias, mejorando el dolor articular y muscular.
  • Disminuye los ácidos grasos que se depositan en las arterias (colesterol).
  • Reduce el sobrepeso corporal (elimina entre 600-900 calorías por sesión).
  • Aumenta la producción de energía.
  • Favorece la vasodilatación y, por tanto, mejora la circulación sanguínea.
  • Mejora el asma, reduciendo las crisis asmáticas y minimizando el uso de broncodilatadores.
  • Mejora la absorción de nutrientes por las células.
  • Alivia el estrés.
  • Regula la temperatura corporal y aumenta la oxigenación de los tejidos.
  • Tiene una acción inhibidora de los procesos bacterianos.
  • Estimula la producción de endorfinas mejorando la calidad del sueño.
  • Induce proliferación de leucocitos, aumentando el sistema inmune.
  • Incrementa los factores de calcio en la membrana celular, aumentando el metabolismo celular y el rendimiento muscular.
  • Favorece la expulsión de gases y de productos químicos indeseables.(toxinas, metales pesados…)
  • Mejora la postura y tensión de la espalda.
  • Ayuda en la reducción de contracturas musculares(recuperación muy rápida en conjunto con Fisioterapia).
  • Reduce cefaleas.

En el campo de la estética, gracias a su efecto antioxidante, actúa sobre el proceso de envejecimiento natural del cuerpo, permitiendo alcanzar un mayor grado de bienestar al sentirnos san@s por dentro, bell@s por fuera.

  • Combate la celulitis y piel de naranja.
  • Mejora la hidratación y Tonifica. (Piel muy suave y tersa).
  • Disminución retención de líquidos.
  • Mejora apariencia de cicatrices.
  • Aumento en la producción de elastina y colágeno.

Sesiones necesarias:  

  • El número de sesiones a realizar depende del objetivo a tratar, que se evaluará previamente, se notan mejoras significativas a partir de la 3ª sesión y en un proceso completo es recomendable realizar entre 6 y 10 sesiones en dias alternos durante el primer mes.
  • Con dolores crónicos como en el caso de las personas con fibromialgia, se recomienda una sesión de mantenimiento semanal o mínimo quincenal, debido al carácter crónico de esta patología.

Biodepura – Patricia García Sevilla – 623 383 450

Categories: Infrarrojo Lejano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *